Logo Amway

Blog oficial Amway Uruguay

  • Emprendimiento
  • Motivacion
  • Negocios

Lo que nos enseña el fracaso de un emprendimiento

30-11-2022
Imagenes de noticia

Creer que el emprendimiento es un camino perfecto y solo se trata de escalar y mejorar es un error. Tener esas creencias solo nos encerraría en una burbuja que, al momento de no salir las cosas como queramos, nos causará desorientación y una mayor frustración.

 

Escuchar la palabra fracaso puede causar en nosotros una sensación extraña e incluso cierta molestia, pues cuando se es emprendedor todo lo que queremos es que nuestro negocio avance sin inconvenientes, sin embargo, el fracaso seguramente será parte del camino más de una vez, y dependerá de nosotros quedarnos estancados en ese bache o aprender de él y continuar con más fuerza.

 

El fracaso aumenta la creatividad

Tener un tropiezo en nuestro proyecto nos dará la oportunidad de replantear los detalles en los que estamos errando y, por consiguiente, nos empujará a un nuevo proceso creativo. Por ejemplo, si el problema está en las bajas ventas de nuestro producto, es posible que encontremos nuevas soluciones o diferenciadores para un relanzamiento exitoso.

 

El que no salgan las cosas de la forma esperada siempre será la oportunidad perfecta para voltear a los lados e inspirarnos, llevando lo aprendido a la mejora de nuestras áreas de oportunidad.

 

El motor para buscar nuevas rutas y socios

En algunas ocasiones el fracaso no es propiamente nuestra responsabilidad, existirán casos en los que algunos terceros influyeron para que se diera esta amarga situación. Si fue así, es el momento perfecto para generar nuevas redes de trabajo y dejar ir las que están afectando a tu negocio. En infinidad de ocasiones pasan frente a nosotros oportunidades y posibles socios que, por la sobrecarga de trabajo o la monotonía del diario, no logramos aprovechar.

 

Aumenta tu fortaleza y confianza

Además del golpe a tu emprendimiento, el fracaso suele ser venir acompañado de un bajón emocional, y es completamente normal, hemos escuchado tantas veces a la idea de que el trabajo duro siempre se verá reflejado en grandes recompensas que cuando no es así entramos en un espacio desconocido para el que no estamos preparados.

 

En estos casos lo mejor es detenernos a tomar un respiro, analizar la situación y tomar las riendas para poner manos a la obra de nuevo. Verás que cuando logres salir de esa mala racha tu confianza se verá aumentada, además, ya tendrás algunas herramientas útiles para momentos difíciles.

 

Nuevas oportunidades están por venir

Así como existen casos en que se logra superar el fracaso en los emprendimientos, la realidad es que también hay muchos casos en que este termina con el negocio, pero tranquilo, una de las principales características de los emprendedores como tú es que saben adaptarse al cambio y estar siempre en búsqueda de nuevas oportunidades, seguro iniciaras otro emprendimiento, esta vez con más fuerza y con la ventaja de saber qué errores no volver a cometer.

 

Aprendizaje ante todo

Cualquiera que sea el tipo de fracaso que has tenido, obtendrás de él siempre una serie de aprendizajes y herramientas que podrás aplicar en tus proyectos. Aunque la idea suene retorcida, fracasar también está bien, es una forma de llegar a nuevos conocimientos y desarrollar nuevas perspectivas del mundo de los negocios.

 

No dejes que un pequeño mal paso te haga detener tu camino, encuentra siempre los puntos positivos dentro de la adversidad y vive tu vida como tú la quieres.t