Logo Amway

Blog oficial Amway Uruguay

  • Tips
  • lavado
  • Manchas

Manchas en tu colchón: Aprende a eliminarlas

20-04-2023
Imagenes de noticia

El colchón es uno de los elementos más importantes de nuestra habitación, y es esencial para poder tener una buena noche de sueño. Según algunos estudios, pasamos en promedio 25 años de nuestra vida durmiendo, por lo tanto nuestro colchón es muy propenso a mancharse, y puede ser difícil de limpiar si no se trata de manera adecuada.

 

Si tienes un colchón manchado, no te preocupes, hay muchas maneras efectivas de eliminar las manchas, toma nota y pon manos a la obra para dejar tu colchón como nuevo.

 

Antes de empezar a tratar las manchas, es importante saber qué tipo de manchas tienes en tu colchón. Las manchas más comunes incluyen sudor, sangre y orina. Existen una gran variedad de tratamientos para cada tipo de mancha, así que asegúrate de identificarla correctamente antes de empezar a limpiarla.

 

Productos quitamanchas, la opción más sencilla

Es posible que al momento de cambiar tus sábanas te hayas encontrado con una desagradable mancha y no sabes de dónde ha venido, en estos casos te recomendamos utilizar como primera línea de batalla un producto quitamanchas para telas. SA8™ Aerosol para Prelavado Quita Manchas es ideal para estos casos ya que ayuda a eliminar manchas en minutos sin la necesidad de fregar ni remojar y se puede utilizar en cualquier tela que sea lavable.

 

Un remedio para cada tipo de mancha

Si tienes una mancha de sudor en tu colchón, el bicarbonato de sodio es una excelente opción para eliminarla. Simplemente espolvoréalo sobre la mancha y déjalo actuar durante varias horas. Después, aspira el bicarbonato de sodio con una aspiradora de mano. Si la mancha persiste, mezcla agua y vinagre blanco en partes iguales y frota la mancha con un paño limpio y húmedo. Después de frotar la mancha, sécala con un paño seco y deja que el colchón se seque al aire libre.

 

Si el problema es una mancha de sangre, debes actuar rápido para eliminarla. Empieza por sumergir un paño limpio en agua fría y exprime el exceso de agua. Frota la mancha con el paño húmedo hasta que se levante la mayor cantidad de sangre posible. Después, mezcla agua fría y sal en partes iguales y frota la mancha con un paño limpio y húmedo.

 

Algunas de las manchas más comunes son las de orina, especialmente en las camas de los pequeñines, pues se estima que alrededor del 15% de los niños tienden a orinarse en la cama durante la noche.  Si estas manchas son comunes en casa, lo mejor es tratarlas lo antes posible para evitar que la mancha se fije. Empieza por absorber la mayor cantidad de orina posible con un paño limpio y seco. Después, mezcla agua y vinagre blanco en partes iguales y frota la mancha con un paño limpio y húmedo. Después de frotar la mancha, sécala con un paño seco y deja que el colchón se seque al aire libre.

 

Estas son solo algunas de las manchas más comunes, pero existen infinidad de situaciones por las que tu colchón puede quedar marcado. Toma en cuenta que estos consejos pueden aplicarse a la mayoría de los casos. Utiliza la opción que mejor se adapte a tu situación, mantén tu colchón siempre impecable y vive tu vida como tú la quieres.