Logo Amway

Blog oficial Amway Uruguay

  • Tips
  • Cuidado del Hogar
  • Hogar
  • Amway Home
  • Limpieza
  • Cocina

¡No más grasa! Trucos para dejar tu cocina reluciente

02-08-2021

Casi todos amamos cocinar, eso es un hecho; pero limpiar la cocina, muy pocos. Es un proceso laborioso y cansado que te quita tiempo y energía, por lo cual puede llegar a ser fastidioso. 

  

Si eres de las personas que después de comer dejas la limpieza para otro momento, ¡no eres el único! Todos lo hemos hecho; después de un día agotador, lo último que queremos es hacer más labores. Siendo así, guarda cuidado: al no hacer las cosas cuando se deben, podemos ocasionar más problemas que se tendrán qué resolver después. 

  

Lavar después de cocinar puede resultar pesado, pero lavar después de que la grasa y comida se seque y se pegue en los trastes y superficies requiere el doble o hasta triple el esfuerzo. Así pues, es mejor actuar antes. 

  

Afortunadamente esto ya no será lo peor de tu día. Toma nota de estos sencillos consejos y prepárate para una limpieza desengrasante fácil y rápida, dejando tu cocina reluciente y como nueva.   

  

Antes de limpiar 

La seguridad es primero. Recuerda siempre asegurarte que la estufa esté apagada y completamente fría antes de intentar lavar los trastes que se encuentran sobre ella; las quemaduras pueden suceder aún con la flama apagada. En los procesos de limpieza, recuerda siempre utilizar guantes para evitar que químicos en los productos caigan sobre nuestra piel. Como medida adicional, procura utilizar un mandil para no mojar tu ropa y no mancharla con la grasa de superficies y trastes. 

  

En las superficies 

Regresando a la limpieza, eliminar la grasa típicamente es todo un reto; tallas y tallas y la grasa no sale. No te estreses, todo tiene una solución y nosotros te la diremos. 

  

Para limpiar las superficies existe una gran variedad de productos y remedios caseros, todos muy diferentes entre sí: vinagre, bicarbonato de sodio y hasta el café. Los resultados pueden variar mucho, y si has aplicado estos remedios, sabrás que no siempre son del todo efectivos. Lo mejor es siempre recurrir a una solución definitiva, y esto lo encuentras en productos ya probados y recomendados por la ciencia y sus usuarios. 

  

Al comprar estos productos hay que procurar utilizar aquellos que no contengan ingredientes abrasivos que puedan causar deterioro en las superficies. Los mejores tienden a ser los limpiadores concentrados, ya que con tan solo unos mililitros mezclados con agua, rinden para toda la cocina. Al utilizarlos, lo mejor siempre va a ser utilizar esponjas, trapos y microfibras que no contengan material ásperos o muy duros para evitar rayones y otros daños. 

 

Rocía la solución de limpiador y agua sobre las superficies, dejando reposar de 10 a 15 segundos, pasa tu esponja, toalla o microfibra por encima; te asombrarás con lo fácil que es limpiar. Procura limpiar con regularidad para evitar que la grasa y polvo se adhiera y endurezca; entre más frecuente la limpieza, menos tiempo hay que invertirle. 

 

 

 

Desengrasando los platos 

Las superficies son tan solo una mitad de la ecuación, la otra son los platos. Igualmente, no tienes por qué sufrir para limpiar y desengrasar. Al lavar vajillas y utensilios la mejor forma es seguir los métodos de lavado utilizados en los mejores restaurantes. Para esto solo tienes que seguir los siguientes pasos: 

  

  • Utiliza agua caliente, hace que la grasa y aceite pegado se vuelva de sólida a líquida. 

  • Sumerge los platos en agua, de 10 a 20 minutos. 

  • Cuando sientas el agua tibia, empieza a lavar. 

  • Vuelve a prender el agua en una temperatura caliente y con guantes puestos, empieza a enjabonar con una esponja sin ejercer gran presión con un líquido lavaplatos concentrado. 

  • Enjuaga los platos con el chorro de agua e inspecciona si quedan restos. 

  • Frota con la esponja ligeramente sobre cualquier resto de comida que quede en el traste. 

  • Pasa una toalla ligeramente sobre los platos y utensilios, déjalo escurrir. 

 

Si no sabes qué jabón es el indicado, permítenos recomendarte el Dish Drops Lavaplatos Líquido Concentrado de Amway Home, que con su fórmula concentrada  puedes realizar un lavado rápido, eficiente y total de los platos que te rinde hasta 18 veces más que la competencia. Es un lavaplatos que elimina grasa y manchas de alimentos, dejando las vajillas y los utensilios de cocina relucientes e higiénicamente limpios. 

  

Su fórmula está dermatológicamente probada y es un producto reconocido por el Programa Safer Choice de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) debido a que contiene ingredientes más seguros que no sacrifican la calidad ni el rendimiento. 

  

Ahora que conoces el producto ideal y las técnicas a utilizar, es hora de ponerlas en marcha. ¡Atrévete a dar el cambio que siempre has querido y vive la vida como tú la quieres!