Logo Amway

Blog oficial Amway Uruguay

  • Cuidado del Hogar
  • Hogar
  • Amway Home
  • Limpieza
  • Cocina

Aprovecha los espacios y ahorro de jabón para lavar los platos con este orden que te presentamos

14-07-2021

Una comida hecha en casa no tiene comparación. Su sabor, aroma y elaboración nos brindan gran satisfacción y orgullo; la cena también es de las mayores muestras de amor que podemos darle a nuestra familia.  

 

Los sartenes, platos, utensilios, cubiertos y cristalería son las herramientas que hacen posible estos grandes momentos pero, tras su uso, necesitan lavarse. 

  

A comparación de cocinar, lavar platos y utensilios no es exactamente lo más romántico, es más, llega a ser hasta tedioso. Al cocinar ponemos todo nuestro empeño, conocimiento y amor para conocer nuevos rincones de sabor; al lavar, es como si apagáramos nuestro cerebro y lo hiciéramos todo casi de forma automática. 

  

Hay que tener cuidado, al no brindar la atención adecuada a este proceso es común cometer errores sencillos que llevan a un gasto innecesario de agua y jabón lavaplatos. Asimismo, las vajillas, tras un lavado inadecuado, tienden a no limpiarse correctamente. 

  

No decimos que mágicamente el proceso de lavado va a tornarse divertido, pero hay maneras de hacerlo más eficiente, rápido y sencillo. Tan solo hay que modificar el orden, ¡sí, el orden!, al momento de lavar para hacer el proceso más ameno y, lo más importante, evitar que la suciedad de una vajilla se escurra de una a otra. Antes de lavar hoy, presta atención a los siguientes pasos: 

  

1. Empieza con vasos y cristalería 

Normalmente son los vasos los que se ensucian en menor medida, ya que son los que acumulan menos grasa. Si los lavas al final o los dejas amontonados en el fregadero, con la humedad de los líquidos y la suciedad de otros utensilios, se asientan las grasas y partículas, haciendo los vasos y cristalería más difíciles de lavar y más propensos al desgaste. Así que ya lo sabes, inicia con los vasos y cristalería. 

  

2. Procede con los cubiertos 

Aplica ligeramente el lavaplatos utilizando la esponja y limpia los cuchillos, cucharas y tenedores. No hay necesidad de tallar de más, pasa ligeramente la esponja para proteger la plata de los cubiertos. Enjuaga y deja que escurran. 

  

3. Continua con vajillas y platos para servir 

Al llegar a los platos, empezamos a ver más grasa y restos de comida. Antes de ponerlos en el fregadero, remueve los excedentes de comida con una servilleta y deposítalos en el cesto. Remueve restos pegados con un poco de agua caliente y limpia con la esponja y el jabón lavaplatos, empezando por la parte inferior del plato y terminando en su superficie. 

 

De haber comido alimentos con mucho aceite, utiliza agua caliente para remover residuos de líquidos espesos con mayor facilidad. Acomódalos en orden por tamaño y tipo en el escurridor sin amontonarlos. 

  

4. Termina con ollas y sartenes 

Los elementos más difíciles de lavar deben de lavarse al último. Esto por que también tienden a ser los que más salpican, y no queremos que los residuos caigan sobre otros platos y cubiertos. Nunca coloques utensilios dentro de ellos antes de lavar. Utiliza agua caliente y pasa la esponja ligeramente con líquido lavaplatos por dentro para remover la grasa en la superficie. 

 

 

 

Tips adicionales al lavar vajillas y utensilios  

Los buenos hábitos no acaban en el orden sino que se extienden a la forma y método. Para mantener buena higiene, es importante dar unos pasos adicionales como: 

  

  • Lavar los platos lo más pronto posible para evitar que la suciedad se seque y quede pegada. 

  • De tener dos fregaderos, utilizar uno para un pre-lavado de agua caliente y aplicación del jabón lavaplatos y el otro para el enjuague final. 

  • No apliquar el jabón directo al plato, pues esto genera mucha espuma, aumentando la necesidad de agua. Diluye tu jabón de elección en agua y sumerge la esponja en la mezcla. 

  • Procura utilizar jabón lavaplatos de buena calidad, que esté compuesto de ingredientes naturales para evitar degradación en las vajillas, utensilios y vasos y afectaciones en la piel. 

  

Para un lavado rápido, eficiente y total de los platos, una buena opción es Dish Drops Lavaplatos Líquido Concentrado de Amway Home, con su fórmula concentrada rinde más de 300 usos al diluir 3ml. por cada 5 litros de agua y contiene derivados de aceite de coco que ayudan a una limpieza efectiva en la cocina, así como aloe vera y extracto de shiso que ayudan a evitar la resequedad de tus manos. 

 

Es un producto dermatológicamente probado reconocido por el Programa Safer Choice de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) debido a que contiene ingredientes más seguros que no sacrifican la calidad ni el rendimiento. 

  

Descubre la diferencia de la línea de productos de limpieza de Amway Home, que te ayudará a tener una casa y cocina limpia y reluciente. ¡Atrévete a probarlos y vive la vida como tú la quieres!