Logo Amway

Blog oficial Amway Uruguay

  • Skin Nutrition
  • cuidado de la piel

Refresca tu piel con esta rutina de baño

23-11-2023
Imagenes de noticia

Cuando se habla de cuidar y proteger la piel, comúnmente se piensa en el rostro, brazos, cuello, es decir, las partes expuestas de la piel. Sin embargo, la piel del cuerpo en su totalidad merece y debe recibir los cuidados y atenciones que la mantengan fresca e hidratada.

 

A diferencia de las partes del cuerpo que normalmente se encuentran expuestas durante gran parte del día, y que por ello suelen recibir más atención como constantes aplicaciones de protección solar y productos refrescantes y humectantes durante el día, la piel del cuerpo en su totalidad encuentra su mejor momento para recibir atención durante la ducha o baño relajante.

 

Rutina de baño para refrescar e hidratar la piel

Jabón corporal

Aunque parece obvio, no está de más hacer énfasis en que para limpiar la piel de todo el cuerpo, no hace falta tallar con fuerza o con productos demasiado abrasivos que lastimen la capa exterior de la piel. Hacerlo de manera suave y cuidadosa eliminará la suciedad y el sudor y de ser necesaria una limpieza profunda puedes hacerlo hasta 2 veces al día.

 

Exfoliación

A través de la exfoliación corporal es posible conseguir una limpieza profunda de los poros, purificando y tonificando la piel, otorgándole una adecuada oxigenación. De esa forma, se consigue lucir una piel completamente rejuvenecida y saludable.

 

Temperatura del agua

En la actualidad, existen diversos termómetros que te ayudarán a medir la temperatura del agua. Asimismo, lo ideal es que esté entre un rango de 25 y 30 grados. Aunque es cierto que el agua fría mejora la circulación y la caliente relaja los músculos, lo mejor es evitar las temperaturas extremas para que la piel no se reseque o deshidrate. 

 

Hidratación

Después del baño, es importante aplicar en la piel de todo el cuerpo algún producto hidratante como aceites, cremas o lociones corporales que permitan a tu piel mantener una hidratación profunda que le aporte luminosidad y suavidad.

 

Como puedes darte cuenta, no hacen falta elaborados rituales que tomen mucho tiempo. El cuidado de la piel del cuerpo en su totalidad, puede ser disfrutable, simple y sobre todo de grandes beneficios y sensaciones que te harán sentir mejor todos los días.

 

Lleva la luminosidad de una vida saludable a flor de piel y vive tu vida como tú quieres.